Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Aminetu Haidar’

Pintura de FADEL JALIFA

Pintura del artista saharahui  Fadel Jalifa


Felipe González Márquez, en su época de Secretario General del PSOE, cuando las banderas de la República Árabe Saharahui Democrática formaban parte del oleaje simbólico en los mítines psoecialistas, afirmaba que su partido apoyaría al pueblo saharahui “hasta la victoria final”. Y cumplió su palabra. Cuando las huestes del entonces partido del puño y la rosa tomaron posesión de las estancias  -y cloacas-  del Estado, el joven nuevo presidente clausuró la sede del Frente Polisario en Madrid e inició fructíferas relaciones con el gobierno de ocupación marroquí. La victoria  -la del PSOE en las urnas-  había sido contundente y los nuevos gobernantes ya no necesitaban mostrar a su clientela electoral el álbum de falsos propósitos de solidaridad y hermanamiento. El PSOE  no reconoció  -ni reconoce-  a la República Árabe Saharahui Democrática, pero no titubeó  -ni entonces ni ahora-, como gobierno, a la hora de firmar determinados acuerdos comerciales con las autoridades de Rabat que, en esencia, convierten a España en cómplice del expolio continuado de los recursos del Sahara Occidental.


…y en la plenitud de la desvergüenza, para despejar las últimas dudas sobre el compadreo España-Marruecos, el ministro Moratinos -obviando el Derecho Internacional-  ofrece a la activista Aminetu Haidar, saharahui a todos los efectos y expulsada de su propia tierra,  una nacionalidad ajena a la que, por derecho, posee, ayudando a Mohamed VI y sus acólitos a pervertir la regla de la propia ONU que prohibe que los Estados que administran territorios coloniales  -y el Sahara Occidental no es sino un territorio ocupado por Marruecos-  impongan su nacionalidad a los habitantes.


OLVIDO
Porque no olvido,
podrán pasar ejércitos de palabras
cosiendo negativas en mi alma,
podré escuchar versos cadenciosos,
negando mi origen,
justificando que duerma.
No consiento, no transijo.

Vendrán a mí, hombres anunciando ser justos
para hastiar de nubes mi razón,
y en los ojos y oídos descansando
su olvido, me dirán que no existo,
que el dolor fue un sueño,
que nunca hubo cárceles de niños,
ni muertos, ni hambres de conciencia,
que nunca hubo río, ni de agua, ni de sangre,
ni barrios de protesta en la calle,
que los hombres son arena de desierto,
y no aúllan las barreras del silencio.
No consiento.
Me dirán que mi piel se desvanece,
que mi padre no fue y no nací,
que no hubo exilio, ni guerra,
ni campos de la miseria,
ni palabras en mi boca,
ni sal en los ojos,
ni en mi sangre venas,
que la verdad no es eterna,
como el amor,
que me olvide,
que todo lo olvide, que fue un sueño.
No consiento.
Olvido en español, pero no en hassanía.


Por un Sáhara libre,
Salka Embarek.

Read Full Post »